miércoles, 8 de diciembre de 2010

MODALES BÁSICOS 7.

SER  PUNTUAL.
Se decía que "el tiempo es oro".
Hoy se sabe que el tiempo es más que el oro, que es vida.  Y es un bien perecible. Se nos acaba.
Entonces, es justo el esfuerzo que hagamos por ser puntuales.
Ser puntual es respetar el tiempo ajeno, la vida ajena.
Dar ese respeto califica bien al que lo hace y lo afianza como un ser humano considerado digno -a su vez- de consideración.
A ser puntual (o impuntual) se aprende. Provee a tus hijos de las habilidades para aprenderlo : regularse a sí mismos y ser previsores (que es lo mismo que ser pensantes).
Practícalo y enséñalo con tu ejemplo.
Evítale a tus hijos ser vistos como "esa gente que no sabe lo que son horarios".

No hay comentarios:

Publicar un comentario