sábado, 5 de marzo de 2011

BIENESTAR PSICOLÓGICO 13.

ACEPTAR  LA  REALIDAD.
Parecería innecesario decirlo, pero hace falta decirlo. Porque se suele confundir el deseo (natural y lógico) de progresar con la aceptación de la propia realidad.
Todos queremos mejorarnos (mejorar nuestra apariencia física, nuestros conocimientos, nuestra conducta, nuestro estado emocional, ...) pero no lo lograremos si antes no aceptamos nuestra realidad en cada uno de esos aspectos.
Sólo después de aceptarme, de ver quién soy, cómo soy y dónde estoy es que podré hacer los cambios o mejoras que desee.  Si no lo hago ¿qué variaré, qué mejoraré, si no sé ni donde estoy?  Un simple sentimiento de malestar actual NO basta para empezar un cambio, sólo angustia.
Aceptar la realidad, mi realidad, es lo que me da la base para iniciar los cambios, pero con bienestar y en paz.
Intentar cambios sin previa aceptación de la realidad actual provoca incertidumbre y malestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario